miércoles, 10 de octubre de 2007

Anécdota de la práctica nº 2

Coincido con el post anterior y el acertado comentario que hasta el momento tiene, por mi parte, sigo contándoles "intimidades".

Mi inglés es muy bueno, he trabajado y dictado cátedra también sin embargo en una oportunidad recurrí a un colega Galés para llevar adelante una co-mediación de una separación bastante compleja y por la tranquilidad (mía) de interpretar los códigos de la comunicación correctamente.

Ciertamente la imagen que esta ex-pareja tenían formada del mediador era muy distinta del común en España o Argentina, pues en el Reino Unido hay mucha cultura en éste sentido.

La comunicación entre los integrantes de aquel matrimonio era muy buena, tanto que realmente fue muy fácil trabajar con ellos, fue "placentero".

Al preguntarle al Señor respecto a los motivos por los cuales había solicitado la mediación me respondió con lo que luego supe era un Proverbio Inglés: "Un mar calmado no hace buenos marineros"

¿Estará el secreto en que aprendamos a mostrarle esto a nuestros posibles mediados?

2 comentarios:

Peacewonk dijo...

Dando vuelta la tortilla, es decir, examinando la tolerancia que cada uno de nosotros tiene a los conflictos propios y ajenos, una vez estaba yo ensenando en un programa masters de CR, cuando pase un video de una pareja que concurria a mediacion. En la mitad, y cuando esta pareja (que eran actores, por supuesto, aca la ley preserva la confidencialidad de las partes) estaba en lo mejor de pelearse por los horarios del programa de la custodia de los hijos, se oyo un ruido en el aula.
Una de las estudiantes, muy enojada, dijo: "esto es imposible, esta gente se esta peleando!"
Acto seguido, levanto sus libros y se fue del aula.....y del programa.
Fue muy sorprendente, pues suponemos que si nos interesa la RC (resolucion de conflictos)y la mediacion, es por que hemos desarrollado un interes humano por las disputas, y entonces no nos indignamos o asustamos ante la confrontacion...
De esta manera, quizas tomo la mejor decision para su carrera, quizas dirijiendose a otra disciplina donde no tuviera que estar expuesta al fragor del combate entre partes.
Seria interesante compartir como hemos desarrollado cada uno de nosotros la necesaria aceptacion y paciencia para mover las partes desde la confrontacion hacia el trabajo productivo de la mediacion?

Franco Conforti dijo...

Mi tránsito lo facilito mucho el hecho de haber sido el menor de cuatro hermanos de una trabajadora familia de inmigrantes.
Como es de imaginar, yo recibia toda la ropa usada (expecto la de "salir") y debia siempre esperar el turno para casi todo, pues las "urgencias de los mayores" marcaban el camino.
Aprendi de muy chico a empatizar, a ponerme en el lugar del otro, a ser resiliente para conmigo y con los demás.

No se trata de saber hacer "control mental", sino de estar abierto a escuchar y hacer el máximo esfuerzo por comprender, que, nada tiene que ver con legitimar las pretensiones ajenas.

En cualquier caso creo que, saber mostrarse o presentarse como un buen "capitán" del barco puede ser una excelente herramienta de marketing para que los demás nos reconozcan.

¿Ustedes que opinán?