domingo, 23 de septiembre de 2007

Como ser un Mediador Reconocido!


Cómo anda su práctica como mediador?

Cuanto éxito está teniendo?


Amigo mediador,
Desde que hemos llegado a la mediación, hace alrededor de quince anos para algunos de nosotros, este modo de resolver conflictos no ha dejado de apasionarnos....Cada día descubrimos sus potencialidades para cambiar vidas y transformar relaciones de antagonismo. Sabemos que es una intervención poderosa, y a través de la formación constante seguimos aprendiendo como hacerla mejor.

Sin embargo, para muchos de nosotros no se ha convertido todavía en una actividad full time. Sabemos que la necesidad de mediación es constante, y es evidente en cada interacción de la sociedad que nos rodea. Sabemos que las técnicas están aprendidas y listas para ser usadas.....pero no hay suficiente demanda.

Que tenemos que hacer para que más personas decidan acudir a nuestros servicios? Aparte de continuar educando a la población en general sobre las ventajas de la mediación, que es una tarea constante, que mas se podría hacer?

La respuesta es obvia: Hay que promover a los mediadores y a su "toolbox:" compuesto por la oferta de intervenciones (aparte de la obvia: mediación) que pueden mejorar muchísimo la vida de los grupos en nuestra sociedad. Desde la escuela, a la familia y el mundo del trabajo, las técnicas de resolución de conflictos son necesarias y el mediador tiene un rol importante.

Necesitamos tener en claro como promover la tarea profesional; necesitamos establecer cuales son las estrategias que hacen que un mediador sea percibido como un profesional necesario que puede proveer soluciones valiosas en varios ámbitos.

Y nos toca a nosotros, los mediadores, proponernos al público en general como los profesionales efectivos que somos.

Para que Ud. pueda proyectarse como un mediador capacitado, responsable y necesario, hace falta preparar cuidadosamente la imagen que se ofrece al público....y saber como publicitarse de una manera ética y efectiva.

Aquí le queremos preguntar por su perspectiva, única y personal sobre el tema de la falta de demanda de sus servicios como mediador. A través de todo este tiempo, Ud. se ha enfrentado
con la pregunta muchas veces, y le ha dado algunas respuestas que fueron validas en su momento. Sin embargo, preguntemos de nuevo:


Si Ud. pudiera identificar una sola causa que lo esta frenando en su objetivo de ser un mediador exitoso, cual seria esta causa?

Nota: use la opcion de comentario de este blog para dejarnos su respuesta..;

4 comentarios:

Susana Giesecke dijo...

Con respecto a ser un mediador reconocido creo que hay dos aspectos a ser comentados.

Por un lado el reconocimiento es definitivamente un aspecto fundamental en toda persona. Será que el mediador necesita de tal ¿por parte de sus usuarios? De quién necesita este reconocimiento y más aún cuál es la forma de reconocimiento al cual estaría aspirando un mediador?
¿No es suficiente haber aportado en el camino de "las partes" hacia una vida más pacífica?

Por otro lado la autora del artículo estaría proponiéndonos la ventaja de trabajar exclusivamete como mediadores.

Creo que existe un enriquecimiento recíproco entre nuestros trabajos profesionales y como mediadores que puede ser aprovechado por cada uno de la mejor manera.

Susana Giesecke

Leonor Cecilia Rojo dijo...

Con el paso de los años y con las transformaciones políticas y socioculturales que han operado en el mundo, surgieron nuevas posibilidades educativas. También nacieron nuevas propuestas cognitivas y disciplinares en nivel nacional e internacional. Eso ha demandado por una constante revisión de temas, renovación de metodologías y recomposición de actividades curriculares en general.
Hoy vemos cómo la antigua virtud de la justicia decae a un arte de la compensación de intereses, que las convicciones morales comunes ya no se presuponen y, que al desarrollar el hombre una capacidad destructiva eficiente para disolver la civilización completa más el hábitat que nos contiene, nos transformamos en una sociedad de alta vulnerabilidad, porque paralelo a ello no hemos desarrollado el antídoto, los procesos científicos, ni la conciencia para no ver la guerra como una opción de solución de conflictos.
Frente a esta realidad, el P.N.L., el coaching ontológico, el hiper-aprendizaje, los métodos alternativos de resolución de conflictos, el enfoque sistémico, la cibernética, la física cuántica etc. se presentan como nuevos caminos de conocimiento y cambio. Para cambiar la realidad actual es necesario que realicemos un correcto proceso de aprendizaje, lo que conlleva un cambio de conductas.
La mediación es un cambio paradigmático, y los mediadores son verdaderos comunicadores del cambio. Sabemos que nuestra mente desde el “cerebro reptil” capta el cambio como peligro, y se reacciona oponiendo resistencia. Es por eso, que la tarea del mediador no resulta del todo fácil si se está en una comunidad, en la que se comienza a dar los primeros pasos en la aplicación de los métodos de resolución pacífica de los problemas.
Desde esta perspectiva, considero que el éxito del mediador, reposa en el solo hecho de enrolarse desde su profesión en las filas de la filosofía de la paz.

Camino dijo...

Más que una promoción de la mediación como forma de resolver conflictos yo hablaría de la inserción de la cultura de diálogo como principio para la solución de conflictos de toda índole y bajo cualquiér forma de resolución.
Nuestras sociedades han dejado de lado la importancia del diálogo franco y abierto remplazandola por estrategias rebuscadas de negociar para que la otra parte seda ante la presión.
Quienes trabajamos en este campo planteamos siempre la importancia de alcanzar acuerdos mutuamente satisfactorios, sin embargo, poca es la gente que comprende eso a cabalidad y la mayoría continua intentando ganr lo que el otro vaya a perder. El cambio de paradigma es muy complejo cuando este no se induce desde la educación en las escuelas.
Tal vez una forma de genrar el cambio de enfoque al afrontar conflictos podría lograse si desde nuestra infancia nos indujeran al diálogo franco y así la importancia de un mediador sería reconocida y hasta solicitada por quienes se viesen envueltos en un conflicto.

Christian E. Rodriguez Gutmann
Bolivia

Alberto Auné dijo...

Hola Nora, una excelente idea este blog.


La mediación es un desafío, y hay mucho para hablar sobre ello.
Hay varios secretos para llegar al éxito como mediador.
Uno de ellos, creo, es saber leer y/o escuchar, en cada una de las partes involucradas, qué detalle puede dar una pauta de voluntad negociadora.
Por ejemplo, saber escuchar.
Cuanto más tiempo pasa una persona hablando, más posible es que caigan las defensas con las que llega a la mediación.
El mediador no sólo debe escuchar y detectar estas fisuras en el discurso inflexible sino recordar qué dijo la otra parte.
En el momento en que ambas partes muestran una fisura, es el comienzo de una posibilidad positiva en la mediación.
Esto no llega enseguida.
Es un trabajo similar al del psicoanalista; muchas veces escucha durante un tiempo prolongado a su paciente hasta que comienza a detectar, al caer las defensas de éste, un nivel superior de análisis.

Alberto Auné